9/10/07

flashback



- Mamá, cuando tú eras pequeña y yo mayor yo te acompañaba al colegio y te decía adiós y me iba.

- ¿En serio? ¿Y adónde ibas?

- A la universidad.

- ¿Y luego?

- Venía a buscarte y tenía mucha hambre.

- ¿Y nos íbamos a casa a comer?

- Sí.

-¿Y me llevabas a pasear?

- Sí, íbamos a los columpios que no estaban mojados.

- Y yo, ¿me portaba bien?

- Sí, pero a veces no y yo me enfadaba.

9 comentarios:

Euge dijo...

Ay! esta escena, como la de la maleta, es genial. Con respecto a esta última, me lo imaginé todo con personajes navarricos... y la pobre Joana que de piropos nada, las muñecas son muñecas y ella, una nena, y punto.

mi-tacua-uy dijo...

Habría que escribir un libro de cuentos para adultos con historias contadas por Joana, muchos aprenderíamos un montón.

Á. Matía dijo...

¿Y se enfadaba mucho?

Bloody Marie dijo...

Para empezar, me disculpo por haberme ausentado durante algún tiempo.

En segundo lugar, me uno a la tardía felicitación de todas las Rosers que nombra mi hermana acogiéndome, una vez más, a la famosa dicha que ya se ha utilizado aquí como excusa. Moltes Felicitats!!

Por lo que a las preguntas se refiere; NO, todavía no he recibido las otras cartas, parece que aquí Correos es aún peor que el servicio en nuestro país (¿de qué nos quejamos tanto, eh?). Y SÍ, la carta dels avis venía con sorpresa: un cromo que, dicen, tenían repetido. Gracias!

Y para terminar, me ha encantado el diálogo de hoy! Ya me la imagino, con sus caras y su graciosa forma de hablar. Jaja! Y me recuerda a su tío, cuando de pequeño, frente a sus hermanos, decía a papá: "¿Te acuerdas cuando yo era mayor y nos íbamos los dos a esquiar?"

Nico dijo...

Maria, ¿cuál de los 4 tíos? A mi también me ha gustado mucho. La foto es divertida. Tendriamos que ir algún día, cuando seamos más pequeños. Ja, ja.

Marc Roig Tió dijo...

Yo te podría contestar Nico, pues me acuerdo muy bien de cuando era mayor y me fui a esquiar.

J. dijo...

Claro. Que ahí se para. En el momento justo. Porque recuerda.

Recuerda que era incapaz de enfadarse mucho cuando tu eras pequeña.

ramiro dijo...

Qué precocidad. ¿No era la adolescencia la edad en la que las madres se ponen difíciles?

mòmo dijo...

Una nena con pilas para rato, Euge, ya lo verás...
No sé si aprenderíamos nada, pero reír, reiríamos, te lo aseguro.
Creo que el tamaño del enfado solía ir en función del tiempo, pero no me hagas mucho caso, A., no me acuerdo demasiado de cuando ella era mayor.
Tía y tíos... ¿será genético?
Al contrario, J., era una niña pedante capaz de sacar a cualquiera de quicio (creo).
Ramiro, shhhhhhhhhhh. No le digas que la cosa va a peor, vaya a ser que quiera remediarlo cuanto antes...