3/7/08

guardarropa


Crecí en un estanco. Todas las mañanas mi padre me levantaba de la cuna y me llevaba con él; en el estanco siempre había alguien dispuesto a echar una mano con el biberón. Creo que pasé el primer año de mi vida en pijama. Hasta que mi madre lo descubrió y, armada de paciencia, intentó hacerle comprender que para los bebés también existen pijamas y ropa de calle, y que los pijamas son para dormir y la ropa de calle para pasear.
Lo único que a mi padre le quedó claro fue que el modo infalible de diferenciar un pijama de bebé de su ropa de calle era preguntar a mi madre, o a la suya, o tal vez más adelante a su hija.

Ahora que es abuelo le toca hacerse cargo de Joana. Ayer la bañó y le puso el pijama. Su instinto debe de haberse agudizado con los años, porque acertó a la primera, pero Joana es mucho más princesa y mucho más pícara de lo que lo fue su madre. Muy seria, aseguró a su abuelo que eso no era un pijama y se ofreció para ayudarlo a buscar. El abuelo recordó la lección aprendida hace años: hay pijamas que parecen ropa de calle, y no le pareció descabellado que hubiera ropa de calle que pareciera un pijama. La dejó hacer. Ella eligió una camiseta de manga corta y se probó todos los pantalones que pudo hasta quedar satisfecha.
Cuando su abuela llegó encontró a una niña vestida de etiqueta (más o menos) y dispuesta a acostarse así.

- A mí dejadme la ropa adecuada preparada y se la pondré.
- Creo que es lo mejor.

7 comentarios:

Ale's mom dijo...

es una princesa, es una princesa...

Andanhos dijo...

Hacía tiempo que no venía a leerte y tampoco he conseguido ponerme al tanto.
Pero, respecto a lo que has escrito sobre Joana, tengo dos cosas que decirte:
1- estoy de acuerdo con Grisel: Joana es una princesa;
2- no cabe duda de que tiene sangre latinoamericana.
Besos.

mòmo dijo...

¿En latinoamérica la gente se viste de gala para dormir? ¡Y yo sin enterarme!

Fa dijo...

Aseguro tener sangre de la que dicen y no me engalano para dormir, me gustaría saber si tengo también ese detalle de nuestra Joana. Cuando era niña me dormía con la ropa que llevaba puesta, pero a mi madre, cual jefa,me levantaba de un grito , jeje

Anónimo dijo...

ay!!! extraño a Mi princesa Joana!! y a Deletrea de Eritrea tambine!!!!!!

mae

Bloody Marie dijo...

Más princesa que su madre sí que lo es. Más pícara, no lo sé...

Liliana dijo...

Que linda Joana, pero a mi encantan las pijamas que son para dormir...ya que es muy placentero dormir con un pijama comoda.
besos