6/11/07

de plata (o plateado)


Dentro de dos días -o sea, el jueves, o sea el 8 de noviembre- un buen amigo celebrará su ¿ordenación de plata? Vamos, que se cumplirán 25 años desde que Juan Pablo II lo ordenó sacerdote en Valencia. Como regalo de aniversario pide un montón de oraciones que lo ayuden a ser buen sacerdote. A mi parecer no le hacen falta, pero como la única que tiene en cuenta mi parecer es Joana y su criterio está un tantito así tamizado de sentimiento... En fin, que me apetece complacerle, porque es buena persona, porque los demás no lo somos tanto/mucho/demasiado; así que se me ha ocurrido hacer aquello que mejor se me da -o casi-: pedir.

7 comentarios:

J. dijo...

Tambien se te da bien:

1)Presumir de hija.

2)Escribir.

3)Lo otro, que no se como se dice.

Y más cosas, claro.

Oraremos.

P.D: Qué suerte, J.P II

Nahum dijo...

Ordenación de plata.

Bravo.

Y un avemaría.

mòmo dijo...

Yo no presumo de maravillosa hija, más lista que el hambre, (y guapa, además). Cuento las hazañas con absoluta imparcialidad. Claro que si la inmensa mayoría queda deslumbrado ante ella y sus proezas...bueno... es comprensible.

Anónimo dijo...

Y, bueno, además de los 25 de tu amigo sacerdote, tb ese mismo día, por cosas del destino, el esposo de una buena amiga tuya, que vive en Piura, que queda en Perú, que queda en América del Sur... también está de aniversario, pero de nacimiento; se va por los 34, bien llevados, dicho sea de paso. Nada más por informar te lo digo, que se vea que hay concidencias en esta vida; si no cómo se explica que ese mismo día sea cumpleaños tb de la enamorada de mi hermano y del enamorado de mi hermana Ceci y tb de un ex, que no viene al caso recordar, pero lo apunto por puro afán científico. En fin, que eso que el 8 es un día "multievéntico"

Tamalito

Enric dijo...

Disfruta mientras Joana tenga en cuenta tu parecer. También esto pasará...

mòmo dijo...

Tamalito, feliz cumpleaños al sargento de hierro, gracias por la precisión geográfica, al enamorado de Ceci (¿de qué hablarán?) y a la enamorada de Popeye no los felicito hasta dar el visto bueno. Llamaré, prometo llamar.
Enric, estás de un optimista que te sales. Así da gusto, ¡animando al personal! Suerte de "eso otro" que Javi no sabe cómo se llama y que según él se me da bien...

Enric dijo...

Bueno, es un poco de aquello de "sonríe, mañana puede ser peor", que en el fondo es muy optimista, ¿no?