28/8/08

días señalados


Ayer, mi santo. Joana me despertó y me regaló un beso; hacia mediodía recordó de repente que no me había abrazado y me regaló también un abrazo y un libro (Desencuentros). Nico ha estado en Madrid y me trajo una reproducción del lavatorio del Prado; y preparó un postre tan bonito como sabroso. María me había dejado su regalo antes de irse: un set de cremas y potingues envueltos en celofán que parece que debo empezar a usar. Enric vino a verme. Ferran llamó y prometió un regalo artesanal para el domingo. Mi madre, ropa que no me entra (¡me mira con tan buenos ojos...!); mi padre, un apetitoso libro de Mrozek. Un gran día.

Anteayer, Hugo celebró su primer aniversario. Joana considera que ahora ya tiene edad para que le sean prestados algunos juguetes.

Epílogo: ¡Olvidé un hermano!: entre trabajo y trabajo, entreno de mañana y entreno de tarde, Marc encontró tiempo para felicitarme.

9 comentarios:

Paula dijo...

Felicidades, Mònica!! Ya sabes que esto de los santos no es lo mío, no me sé ninguno, y si tengo por ahí la fecha en el fondo fondo de mi cabeza, nunca me acuerdo... Pero te leo siempre.

Un beso y a ver si quedamos cuando vengas por aquí!

Paula

mnt dijo...

Aishhhh!!! Pero qué niño tan guapo!!! ¿Se parecerá a su madre? Je, je... Se te ha olvidado contar lo bien que Joana le cantó "Cumplezañoz celiz" a Hugo a través del teléfono. Un beso gordo.

Paula dijo...

Pues yo ya le veo algún parecido a su madre, en los ojos (ojazos, más bien), aunque más a su padre, qué le vamos a hacer... Está precioso, en cuanto lo he visto me ha encandilado! A ver si quedamos pronto y veo a las dos preciosidades Hugo y Joanna juntas...

Besos!!

Paula

Marc Roig Tió dijo...

Con tanto regalo se te ha olvidado hablar de tu hermano Marc, no?

Pronto, pronto...

mòmo dijo...

Paula, es cierto: ¡esos ojazos son de María!

Marc... ¡ups!

Sergio dijo...

Asier revisa todos los juguetes que le dan a Aimar, abuelos y tíos. Algunos tienen la marca de "no aptos para menores de 3 años", con el conocido (para algunos) dibujito, y se lo arrebata diciendo : "No le des eso, ¿no ves que está tachado para bebés?", con la consiguiente vergüenza del adulto.

PD No, no se lo quita para quedárselo, sino que se lo da a su madre para que lo guarde hasta que sea mayor. Increíble.

mòmo dijo...

Jajaja, menudo hermanazo (no como otros, que olvidamos a nuestros menores...)

Mae dijo...

quiero que me prestes el libro "Desencuentros"...debe estar genial (yo, siempre garroneando)
No dijiste nada de mi mensaje inspirado en Santa Mónica (cri, cri)

Fa dijo...

Más vale tarde que nunca, ya sabes que aquí "funcionamos" con los cumpleaños, siento el retraso; estoy en unos días atareados, además de que estuve esperando que vuelva la conexión (dos días sin internet en la Udep)para saludarte y felicitarte por el santo. Un besote grande para ti y que alcance a Joana.