22/9/08

conceptos matemáticos: desproporción


Joana y Andrea son amigas, pero a veces se enfadan. A Joana, que es muy sentida, esto la desconsuela. Entonces intervengo:
- No te preocupes. Ahora Andrea está enfadada, pero se le pasará. Ella es tu amiga y te quiere.
- ¡Nooo, no me quieeereee!
- Claro que te quiere, ¿cómo no va a quererte con lo estupenda que eres?
- Pero tú también eres mi amiga y me quieres más.
- Bueno, claro, pero es que yo soy tu madre y te quiero más que nadie en este mundo...
- Sí. Y también te enfadas más que nadie.
- ¿Eh?
- Sí, porque a veces yo me porto mal un poquito pero tú te enfadas mucho.

8 comentarios:

Mei-bi dijo...

Hola soy I. Hasta ahora no había escrito nada, porque sentía que invadía tu intimidad leyendo tu blog. Pero Ander me ha animado ha escribirte. A pesar de sentirme una intrusa he recomendado por lo bajini tu blog a algunas personas. Me encanta poder disfrutar de la frescura de Joana y como dice Ander, a veces me parece estar leyendo a Mafalda. Me encanta.

Ander Izagirre dijo...

¡Qué ricos los higos!

mòmo dijo...

No te preocupes, I., no invades nuestra intimidad. Al contrario, me halaga que la gente disfrute leyendo nuestras anécdotas.

Ander, tengo higos confitados para ti, si lo quieres.

ramiro dijo...

Feliz primer aniversario.

am dijo...

Es genial!

Anónimo dijo...

Quien más te quiere más se enfada contigo. Puro instinto de protección.
Me encanta vuestro blog.

Sergio dijo...

Curiosamente, hace un año también tenías una entrada con higos; tienes un blog "de temporada".

Ander Izagirre dijo...

¿Higos confitados? No los he probado jamás. ¡Yabadabadú!

(Antonio tiene una caja de plomos para ti; bueno, en realidad para tu padre).