31/10/08

30 de octubre


Hoy hay que decirlo:
Gracias a Dios, era la hora del café para los ocupantes de la oficina que se incendió.
Gracias a Dios, Liège no había llegado al aparcamiento cuando estalló la bomba.
Gracias a Dios, Eugenia y su futuro hijo ya habían salido del aparcamiento cuando estalló la bomba.
Gracias a Dios, la madre que pensaba amamantar a su bebé en uno de los coches que se calcinaron decidió ir a enseñar su retoño a las compañeras.
Gracias a Dios, Loren y María dejaron el coche media hora antes de la detonación.
Gracias a Dios, no había nadie sentado en los ordenadores de la secretaría de comunicación cuando reventó la ventana.
Gracias a Dios, Ana decidió no aparcar su coche al lado de la bomba.
Y gracias a Dios por toda la gente que no conozco pero que no estaba allí.

Por todo eso, porque no puede ganar el odio, doy gracias a Dios.

Como dice Ander, nos acompañamos en los blogs: Eresfea, J., Paco, Ramón, Pacotto, Allendegui, Sintomático...

La foto es de Luis Carmona y Juan Martiñena, en diariodenavarra.es.

7 comentarios:

Liège dijo...

Por eso hoy, durante los 5 minutos de la concentración silenciosa, más que expresar mi repulsa lo que yo hacía era dar las gracias a Dios y a nuestros ángeles de la guardia.
Besos.

Ale's mom dijo...

He llorado imaginándome lo que les pudo haber pasado. Se ve que Dios nos cuida con ternura.

shir dijo...

Gracias a Dios por todo.

los amarillos dijo...

Hola,
hace tiempo sigo el blog desde la barrera, animado por Anderiza. Nunca me había atrevido a entrar, aunque sigo las aventuras de Joana con pasión.
Hoy tengo la necesidad de entrar para mostrarte mi apoyo. Es triste que tenga que pasar algo así para dar el paso. Yo también tengo una niña, Lucía de 16 meses y para febrero esperamos a Guillem. Me da pavor pensar que algún día me preguntarán porqué pasan estas cosas. No sé aún cómo responder a eso. Especialmente en un pueblo en el que los que aparcaron ayer en la Universidad tienen mucha fuerza y encuentran justificación a cualquier cosa.
Bueno me alegro que todos estéis bien. Un abrazo muy fuerte.

Fa dijo...

Un abrazo muy pero muy fuerte, especialmente en estos momentos. No sabría qué más decir... estoy más que feliz que estén bien.

maria jesus dijo...

Me alegro de que todos esten bien, gracias a Dios

Iván dijo...

Hola Monica, soy periodista de Diario de Navarra. He leido el blog y me gustaría ponerme en contacto contigo para consultarte un tema.
Gracias. Un saludo.
Iván benítez
ivanbeni@terra.es