17/10/08

De letras


Joana es una chica de letras. O eso, o no conoce la malicia (mi malicia).
Aunque come muy bien, a veces se ha atracado de chucherías o simplemente no le gusta demasiado la cena y a los pocos bocados sentencia ya no quiero más. Entonces suelo recurrir a los tres últimos, porque tienes tres años:

- Venga, este es el uno.
- No, mamá, este no cuenta. (ñam)
- Bueno, pues este es el uno.
- Sí, este sí. (ñam)
- Y con este, van dos.
- (ñam) No, mamá, este tampoco contaba.
- ¿Ah, no?
- No.
- Bien, pues dos...
- (ñam)
- Y tr... ¡pero si ya lo has terminado todo!
- ¿Y el tres?
- No queda.
- Pues pon un poco más.
- ¿Quieres más?
- ... no.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

ayy...a eso yo le llamo "engaño(a) pichanga"...muy fuerte.
mae

Sergio dijo...

Es una niña de sopa de letras.

atuca dijo...

Divertido, y real como la vida misma.

Marta dijo...

Es para comérsela. De un bocado ¡je!

Anónimo dijo...

Estaba en un ordenador sin favoritos y quería entrar aquí. He escrito 'kiosco de malaquita' y me ha salido otro blog.
http://www.bruceipe.blogspot.com/
Durante un rato me he preguntado dónde estaba Joana. A buen recaudo, en el quiosco de siempre, pero me ha surgido una duda: ¿Qué es un quiosco de malaquita?

maria jesus dijo...

Este sistema es nuevo, el clásico es, una por papá, otra por mamá...

Enric dijo...

¿En serio funciona?