15/10/08

verdades y mentiras


- Bon jour, excuse... alimentasiao... yougur...
- Ah, ¿alimentación? ¿Quieren saber dónde pueden comprar yogures?
- Oui, oui.
- Nosotras vamos para allá, vengan, les indicamos el camino (con oportunos gestos de "yo", "allá" y "vamos", porque sino...)

Y Joana interviene. Soy incapaz de reproducir toda su verborrea pero quien la conozca puede predecir el resultado: la audiencia -dos francesas entradas en años rebosantes de complacencia por haber completado una primera etapa (mini) del camino de Santiago: Pamplona-Cizur- la audiencia, pues, no entendió una palabra, pero quedó encandilada.

- Comment t'appelles-tu ?
- ... Vamos, allí, ¿sabes? Es que yo a veces puedo volar de broma pero...
- No, Joana, te han preguntado que cómo te llamas.
- Ah. Joana.
- Pero dilo completo, les gustará.
- Joana D'Arc Roig i Tió
- ¡Oh! ¿Jeanne D'Arc?
- ¿Ves cómo les gusta? ¿Sabes por qué? Porque la Joana d'Arc de verdad era francesa, como ellas, de un pueblecito de Francia.
- Mamá... Yo también soy de verdad.

* En la ilustración, de Norman Rocwell, hay más de 50 "engaños", por si alguien quiere entretenerse en buscar.

2 comentarios:

Sergio dijo...

Certifico que Joana puede volar, con alas de castaño.

Leandro dijo...

!Yo también soy de verdad!