21/9/09

Perdonarte siempre es tan natural


- Joana, ¿duermes? Vengo a pedirte perdón.

Y ahora, aprovechándome de las técnicas de serie de televisión, diré aquello de el día anterior por la mañana...

- Joana, ¿dónde están tus pendientes?
- No sé.
- ¿Cómo que no sabes? A ver, ¿dónde te los has quitado? Piensa.
- Es que no me acuerdo...
- Pues piensa más. ¿Cómo puede ser que no te acuerdes?
- Es que se me han caído.
- ¡Y un rábano! ¿Cómo se te pueden haber caído los dos? ¿Me estás diciendo que en dos meses no se te ha caído ninguno y en un día se te caen los dos? ¡Tú te los has quitado! A ver, ¿dónde?
- ¡Ah, ya sé! Es que en Polonia un día me los quité en el cole y se me perdieron.
- En Polonia.
- Sí.
- No me mientas.
- Créeme. Es verdad.
- Estos pendientes te los compró tu madrina cuando volvimos de Polonia. En Polonia no los tenías. No me digas que es verdad porque no puede serlo.
- ¿No los tenía?
- No.
- Ah, ya sé. Los he perdido en Sant Pol.
- En Sant Pol.
- Sí.
- Ayer los llevabas y estabas aquí conmigo. Eso tampoco puede ser. ¡Es que no me puedo creer que te quites los pendientes y no seas capaz de recordarlo! Tiene que haber sido en el cole...
- Ah, sí: en el cole.
- Ya. Pero, ¿dónde?
- En la mesa del comedor. Los dejé allí.
- ¿Seguro?
- De verdad.
- Bueno, no sé. Ya preguntaré si los han encontrado.

El enfado por los pendientes perdidos alcanzó un nivel 6, que no es poco para un asunto tan nimio, pero se me acabó pasando y casi lo olvidé. Hasta hoy. He acostado a Joana, hemos rezado juntas, le he quitado los otros pendientes para que no le hagan daño y he ido a guardarlos.

- Joana, ¿duermes? Vengo a pedirte perdón.
- ¿mmm?
- ¿Recuerdas cómo me enfadé porque te dije que te habías quitado los pendientes y tú me decías que no?
- Sí.
- Mira.
En mi mano brillan dos diminutos pendientes color rosa.
- ¿Dónde estaban?
- Al lado de su caja. Te los quité yo y lo olvidé. Lo siento.
Recibe el beso con los ojos cerrados y sonriendo.
- Mamá, ya casi estaba dormida.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Gauuuu...me pongo de pie.

quiero esa foto!! mandámela!

mae

Sergio dijo...

Haces bien, no hay que acostarse dejando asuntos pendientes.

Anónimo dijo...

Qué guapa estás en esa foto!!!!y eso que solo se te ve una parte de la cara. Estás muy muy muy muy linda.

Lo de los olvidos es mi especialidad, jejeje.

Vaquita lechera

Enric dijo...

Bonitos pendientes que llevas en la foto: ¿cuántos años hace que los tienes? Es que no me explico que todavía no los hayas perdido...