20/11/09

Queremos ser niños


No se me ocurría qué decir justo hoy: el único día en que es necesario decir algo. Le he preguntado a Joana.
- Joana, ¿qué le dirías a un hombre malo que quisiera hacer daño a niños y niñas?
- No sé. Nada. A los niños y las niñas les diría que corran. Y luego se cogerían de las manos y yo los llevaría y luego haríamos una mariposa: ellos serían las alas de la mariposa y yo el centro, y volaríamos.
- Sería bonito. Y al hombre malo, ¿qué le dirías?
- Nada. Llamaría al móvil de la policía.

5 comentarios:

Sergio dijo...

Eso es imaginación con los pies en la tierra.

mòmo dijo...

Esa fue también mi conclusión, Sergio.

nico dijo...

Que raro. Nunca hubiera dicho que Joana se pusiera a si misma como el centro de la mariposa...

Txarlin dijo...

De Cajón de madera de pino. Lógica aplastante. Por qué habría de decirle algo a un señor que pretende hacerle daño?... ya se lo dirá el móvil de la policía..., jejejeje

Silvia Parque dijo...

¿De verdad ella dijo eso? Seriamente, creo que empezaré a hablar más con los niños...