4/3/12

Un problema, una solución

Por tercera vez en una misma semana, le recuerdo a Joana que debe entregar las hojas de tarea que se acumulan en su libreta de ejercicios. Probablemente las entregará uno de estos días,otra vez con las esquinas un poco arrugadas. Pero la próxima semana hojas nuevas las sustituirán; y yo le repetiré de nuevo que es mejor transportar los papeles en la carpeta, y le repetiré que las tareas deben entregarse a la profesora. Y así una y otra vez. Pero, sorpresa: Joana ha preparado su mochila para el lunes. Una nota cuelga de la libreta de tareas.
Desde luego, se está haciendo mayor.

1 comentario:

Satchmo dijo...

¡Sí, pero sigo llevándole ventaja!