4/11/13

casi suena a despedida

Este blog empieza a estar desnutrido. Joana se hace mayor y supongo que yo también y nuestras conversaciones, alimento principal de esta página, no tienen la frescura de hace unos años. Algunas son peleas a las que no me parece justo dar publicidad, tanto por respetar la intimidad de Joana como porque en muchos casos me doy cuenta luego de lo que debería haber hecho o dicho y que habría sido más eficaz que el grito. Otras de nuestras charlas son sólo demasiado íntimas. Y otras veces es sólo culpa mía, incapaz de dejar lo urgente para atender lo importante: detenerme y observarla. Y verla crecer.


5 comentarios:

Sergio dijo...

Tienes dos opciones, echar la persiana o tan solo correr las cortinas. De todas formas, siempre nos quedarán las castañas. Y, recuerda, deja siempre una para las ardillas.

Nico dijo...

Después de esta entrada, me ha dado por empezar a releer el blog... ¡Y me da mucha pena que se acabe! Un abrazo desde Berlín!

Fa dijo...

Resiste, pronto Manel y Eugenia creceran y serán la segunda y tercera temporada!!

macetaenelparamo dijo...

Bueno, siempre puedes cerrarlo pero empezar otro que continúe la saga con nuevos protagonistas... -Tienes dos personajes con poca diferencia de edad y tal vez esperando cobrar protagonismo.
Lo puedes titular "Una tienda hecha de día". O mejor aún, teniendo en cuenta el sentimiento habitual de quien alberga más de un niño en casa... "Un rebaño de elefantes".

mòmo dijo...

Gracias a todos. De momento no cierro. Me tienta la idea de, ya que es obligado un cambio de rumbo, abrir un nuevo blog (que por supuesto llevaría alguno de los nombres propuestos), pero de momento seguiré alimentando este quiosco.