14/10/07

Artikutza


Siguiendo los pasos de Eresfea, ayer nos fuimos a Artikutza: l'avi, l'àvia, mamà y Joana. Llegamos en coche hasta la plaza del pueblo de Goizueta y preguntamos -por señas, casi, porque había olvidado el nombre de lo que buscaba- dónde estaba a pista que nos acercaba al portón de Arriurdiñeta para entrar a la finca de Artikutza. La conversación fue más o menos así:

- Disculpe, buenos días, me podría indicar... sabe si por aquí... una finca...
-...
- ...algo grande... del ayuntamiento de San Sebastián... una puerta que suele estar cerrada...
- Ah! ¿Artikutza?
- ¡Sí! ¡Eso!
- ¿Cómo te cuento? No dejéis el coche aquí, tenéis un rato. Y con la niña. Sigue dos kilómetros, luego el río y coge una pista que te lleva a la cantera. Ahí está el portón.
- Gracias.

A la tercera, acertamos a encontrar el desvío a la pista. A l'àvia no le gusta subir pistas en coche, desde que empieza a subir el camino hasta poco antes de llegar, no cesa en su intento:

-Enric, igual no podremos dar la vuelta, deja el coche aquí.
-...
- Enric, yo casi que me bajo y voy andando.
-...
- Mira qué caminos, no sé qué hacemos por aquí con el coche. En cuanto se esanche un poco el camino, lo dejas.
-...
- ¡Aquí, aquí!

Al final, 200 metros antes de llegar a sitio, dejamos el coche. Mi padre asegura que es imposible -IMPOSIBLE- llegar hasta la indicación que se pretende con mi madre en el coche.

Era la cantera, pero no veíamos la puerta, así que preguntamos a dos caminantes de pelo blanco, nariz vasca y mejillas rojas. Mientras uno nos explicaba que el portón estaba tras ese recodo, el otro conversaba con Joana:

- Tú tienes el culo partido por la mitad.
- ¡No!
- Sí, tú tienes el culo partido por la mitad.
- ¡Noooooo! ¡Mamáaaaaaaa me dicee.... queeee.....!
- Tú tienes el culo partido por la mitad.
-(mamá se mete) Dile "tú también".
- Tú tienes el culo partido por la mitad.
- ¡Tú también!
- ¡Hombre, pues claro! Y esta, y esta, y este, y este también.

Bueno, creo que no logré emular las caminatas poéticas de Eresfea, pero lo pasamos bien.
No encontré setas.

7 comentarios:

Nico dijo...

Hola Mòmo;
¿Margarita ha cambiado de nombre? Siento no haber podido venir, me habría gustado andar 200 metros, jeje.

Marc Roig Tió dijo...

¿Os acordáis de un mes de julio, en los Lagos de Covadonga? La niebla era tan densa que no se veían los márgenes de la carretera y l'àvia quería ¡hacer maniobra para que nos volviéramos!
Qué lástima no haber estado en el coche esta fin de semana...

J. dijo...

Eresfea es Atila, cambiando hierba por hongos. Como para encontrar nada...

mòmo dijo...

Nico, andamos algo más, no mucho, pero algo más...
Marc, me acuerdo. Acabó bajando del coche, claro. Recorrería el planeta a pie, pero en coche...
J., encontré moras, que tienen la ventaja de poder degustarse ipso facto. Y muchas babosas grandes, gordas y negras.

eresfea dijo...

Es que vais provocando y termináis con el "culo partío". Je, je...

Anónimo dijo...

Momó: que parece mentira que no utilices bien el verbo andar en pasado.
Y no es que quiera dejar comentarios anónimos. Qué tal Bizcocho Deslabazado?

mòmo dijo...

Vale, me ha costado, pero ahora soy como un enorme tomate. Me siento pillada en falta: anduvimos, anduvimos, anduvimos. ¿Puedo echarle la culpa al tripartito?