1/10/07

dicen que se cuenta...


"Si se analizara la identidad de un país por sus noticieros, al ver los de España la gente diría 'esta gente vive en el puro sinsentido'". Esto lo comentaba una venezolana con buen criterio. La brasileña, con no menos vista, añadió: "y encima no importa la cadena: las noticias son exactas; incluso las imágenes son las mismas". Y la argentina, que estaba de acuerdo con todo lo dicho, preguntó al aire "¿es que aquí no ocurre nada más importante que el primer día de escuela de Leonor o que un centenario mueva el meñique en las quimbambas?". Yo, como representante del estado español, callé, haciendo honores a la ancestral sabiduría del si no tienes nada bueno que decir, mejor cierra el pico.

6 comentarios:

Enric dijo...

Consuélate, ni los de Israel ni los de Palestina (los que yo conozco al menos) merecen más halagüeñas palabras.

61 dijo...

Yo... pasaba por aquí y pensaba mandar un saludo, pero me ha intimidado un poco esta última frase...
A veces me pregunto si escuchamos con resignación el (único?) tipo de prensa que tenemos o si tenemos (mayoritariamente) el tipo de prensa que queremos escuchar.

El Cuiner dijo...

Hola, sóc el cuiner del palau de diamants, i en Nico m'ensenya a escriure un comentari. Petons a tots.

J. dijo...

¿Y no les dijiste nada de lo importante que es para todos los españoles la velocidad de Leo Messi?

mi-tacua-uy dijo...

De los noticieros brasileros y venezolanos no comento porque no los sigo. Pero los argentinos me tocan de cerca, créeme, es preferible saber que hizo Leonor a los disparates que pasan en la otra orilla (del Río de la Plata).
Por ejemplo, ayer la noticia era un casamiento entre una señora de 82 y un muchacho de 24, que si la vedette X dijo de la Y cosas irrepetibles, el presidente dice una cosa y luego se retractó, los piqueteros... Abría que escribir un libro sobre el fenómeno piquetero, sólo entendible en Argentina.
Ojo, a pesar de los pesares, hay gente buena en Argentina, que siente la vergüenza de ver a su país en ese estado.

Nahum dijo...

Además, desde fuera, se ve aún peor todo...

Más estúpido, si cabe.