24/10/07

sabiduria popular


Ya se sabe: detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer.

7 comentarios:

J. dijo...

Carambanos, mírala, una cabeza con sonrisa. Quién quiere flores.

Enric dijo...

jejeje...

Ferran dijo...

Quina gràcia! Creguda...

Nahum dijo...

Uy, me ha costado pillarlo.

¿Qué edad tenías?

Marc Roig Tió dijo...

Si yo era el actor secundario y tenía 9 años y me hermana nació 5 años antes que yo... ¿Cuántas primaveras tenía ella?

mòmo dijo...

De secundario nada, Marc era el protagonista y Anthony Quinn su comparsa. A mí me contrataron por partida doble: mis padres, para tutelar los escarceos de este niño en el mundo de la farándula; la compañía (de franceses), para sostener el micro, los carteles con el texto de A. Quinn, y realizar cualquier recadillo que se terciase. Yo, alegre y feliz porque podía saltarme las odiosas e incomprensibles clases de plástica de 2º de BUP.

ramiro dijo...

Tiene mucho mérito, ya que no es un solo hombre. Es Gauguin, Barrabás, el papa y el padre de Lorenzo Quinn.