24/1/08

pen pals


En los últimos meses he retomado ese viejo juego escolar de los pen pals (algo así como amigos por correo). Mi nueva amiga por correo es la Biblioteca Nacional de Francia. Mantenemos una correspondencia esporádica pero suculenta, que poco a poco va fortaleciendo nuestro aprecio. Por supuesto, el idioma es una barrera: yo escribo en español, ella me contesta en francés; poco importa lo que nos decimos, porque tampoco nos comprendemos. Lo importante es mantener la comunicación.

Fui yo quien buscó la amistad. Escribí para pedir la revisión del auto sacramental del pleito matrimonial, que se encuentra en el manuscrito ms. 486/37, pp. 60-81. Quería que me detallaran el estado del manuscrito para, si era el caso, pedir una reproducción del documento.
Un mes después recibí una amable carta en la que me indicaban el coste de la reproducción (los precios los entiendo en casi cualquier lengua, al fin y al cabo soy catalana), que debía pagar por adelantado para que se pudiera iniciar el trabajo.
Convencida de la buena voluntad de mi pen pal, escribí de nuevo para aclarar el malentendido y repetir la petición.
Hoy mi estimada amiga me responde que en relación con mi petición de reproducción del manuscrito 4-YG-21 (71), Comedia famosa: Darlo todo y no dar nada, no pueden satisfaire mi commande porque reliure trop serrée; aunque se ofrece a facilitarme cualquier información complementaria que necesite.

A pesar de que aprecio a mi amiga por correo no puedo evitar preguntarme si los funcionarios no serán una especie única y supranacional.

4 comentarios:

J. dijo...

Todos los funcionarios son el mismo.

Mae dijo...

Sí, lo son, no te quepa la menor duda. Es una categoría trasnacional que se intensifica de norte a sur.

Marc Roig Tió dijo...

¿Cuál es la etimología de funcionario? No creo que saliera de "funciona".

Liège Rinaldi dijo...

¡Qué cara tienes de robarme mis pen pals!
El testimonio de "Darlo todo..." lo he pedido yo.