12/3/08

Dean y yo



Soy 200 euros demasiado rica. Y eso me hace pobre, pero no paupérrima. Ser pobre -pero no paupérrimo- está muy mal visto, casi tanto como ser fumador. Cuando uno es pobre (pero paupérrimo no) le conceden, desde el olimpo de los dueños y distribuidores de puntos, medio punto en los baremos para obtener una plaza en un colegio concertado. Los pobrecitos mortales nos lanzamos a conseguir esa limosna, como Dean Martin, borracho, en Río bravo. Me queda esperar un poco de suerte en el sorteo.
La canción es de Río bravo; aunque no tiene nada que ver con la escena que comentaba, es un buen modo de esperar el sorteo o lo que sea.

Cuando consiga subir la canción, cambiaré la entrada.

1 comentario:

Enric dijo...

¡Cuidado! ¡Si Joana estudia en un colegio concertado no será educada en la ciudadanía!