8/5/08

Estereotipos


-... Y después, a la bañera.
- ¿Me lavarás el pelo?
- Sí.
- Nooooo. No quiero.
- Ya, pero es lo que hay. Además, así podrás estrenar el champú de la Cenicienta. Te quedaré el cabello limpio y precioso como el de una princesa.
- ¿Y será amarillo?
- ¿Amarillo?
- Sí, las princesas tienen el cabello amarillo.
- Bueno, no todas. Piensa por ejemplo en... Blancanieves. ¿De qué color tiene el cabello Blancanieves?
- Amarillo.
- No, es negro. Negro y bonito, como el tuyo.
- El mío también es amarillo.

2 comentarios:

J. dijo...

¿Acaso estás insinuando, Mòmo, que Joana no es rubia?

Pecé dijo...

"Nunca subestimes el poder de la negación", decía un profesor mío. Igual, lo me gusta es que tiene bien claro que es una princesa.