18/6/08

la mejor defensa nunca es un buen ataque


Ahora que lo pienso -me comentaba su profesora- creo que nunca he visto a Joana defenderse. Ya lo sé. Se refiere a que no pega, ni empuja, ni araña a sus compañeros si, por ejemplo, le quitan un juguete con violencia. Yo sí la he visto hacerlo. Tiene una amiga a la que quiere con locura, pero que es impulsiva y no soporta que le lleven la contraria (y de eso sí sabe mucho Joana). Sus argumentos suelen ser el dedo en la mejilla, el pellizco o el empujón. Alguna vez Joana le ha hecho frente y le ha devuelto el ataque, pero lo más normal es que se eche a llorar. No me gusta que llore y no me gusta verla llorar; intento enseñarle a reírse, a responder con indiferencia a los "insultos", pero es muy sentida y cuesta que no recurra al llanto.
Con todo, estoy orgullosa de ella. Me dicen pero, hombre, dile que devuelva el golpe. Eso no es como pegar, es sólo no dejar que la pisen. Pero eso también es pegar (o arañar o empujar) y si lo hace estará mal. Me equivoque o no, eso es lo que le enseño.

7 comentarios:

eresfea dijo...

A mí me enseñó a pegar mi padre, pero con muchas condiciones previas. (Nunca a las mujeres, nunca a los menores que yo, nunca en ventaja numérica...).
Y, como mi padre siempre fue un anacronismo con patas, las las condiciones se cumplían demasiado. Y me pegaba casi todos los días.

mòmo dijo...

Si algún día le enseño a pegar, tomaré prestadas las condiciones de tu padre (con tu permiso y alguna modificación).

Sergio dijo...

Asier es de noviembre y el pequeño de la clase, de edad,talla y volumen; es delgado y movido. Nunca le he visto pegarse con niños menores que él pero a algún mayor sí que le ha dicho cuatro cosas. También ha traído algún que otro moratón a casa. Cuando sucede, le pregunto para comprobar si es algún tipo de abuso (por los traumas y esas cosas que leemos los padres de los colegios), y lo dejo pasar.
Aimar es de mayo. Este año entra en el colegio y será de los mayores, si no en talla, si en edad y volumen (a salido robusto el condenado). Tiene carácter de hermano pequeño, no se deja quitar cosas y responde con el puño cerrado. Por lo demás es tranquilo, muy tranquilo.
Respecto a las peleas, intentamos que las eviten pero que, llegado el caso, no tengan miedo y que no guarden rencor.

Me apunto a las condiciones de eresfea.

Andanhos dijo...

Creo que leer y pensar en lo que habéis escrito forma parte de mi período de prácticas...

Ale's mom dijo...

¿Alguna vez has visto a una princesa darle zapatazos a un dragón? Está en su naturaleza: es una princesa.

Enric dijo...

Muy bien: que no pegue. A mi, mi hermana mayor me pegaba y ahora vivimos con un mar de por medio.

mòmo dijo...

Tu hermana mayor sabía hacer valer su criterio (al menos superficialmente). Pero tú aprendiste a defenderte muy pronto. Te prometo que si quitas el mar y regresas no te pegaré más...