23/10/09

Una chica previsora


Joana teme a la muerte. Esto, en sí mismo, no es sorprendente. Mucha gente teme a la muerte. En mi tesis la muerte es un personaje que causa pavor a los personajes, sin ir más lejos. Pero lo que ella realmente teme no es morir. Creo que morir cuando le llegue el momento no la asusta; tiene miedo a dejar cosas importantes por hacer. ¿Y qué puede ser tan importante? Casarse, claro.

- Mamá, yo ya me he casado con Kuba -su amigo polaco- por si acaso me muero. Si no, ya me volveré a casar con Kuba otra vez.

2 comentarios:

Sergio dijo...

¡Cuántos corazones rotos va dejando por el camino!

Liège dijo...

Pobre Asier...