12/11/09

Yo creía que eran pájaros, pero no



No sé qué le estaba contando, pero me oía con una sonrisa pícara...

- Mamá, te oigo aquí dentro.
Se toca la cabeza con el índice.
- Y cuando yo hablo -sigue ella-, también me oigo aquí dentro.
Otra vez el índice en la cabeza. Le parece gracioso. A mí también.
Se va hacia el baño, riendo, pero vuelve.
- ¡Mamá! Es que tengo la cabeza llena de vocales: la a, la o, la e, la o, la jota, la eme, la ele...

2 comentarios:

Liliana dijo...

Toda un pillinda Joana, que grande está...simpre me rio de sus ocurrencias.

Enric dijo...

Vocales, consonantes y pájaros: en esa cabecita cabe todo.