8/9/14

Ingenio

Manel entra en torbellino en el estanco.
Conoce el protocolo, así que no pierde tiempo en melindres ni preámbulos. Bocadillo de beso entre "holas" para el abuelo, y tres cuartos de lo mismo para Neus, aderezado con un rápido "quiero una chuche".

Pero Manel aún no distingue los momentos adecuados de los que no lo son. Y ahora está siendo inoportuno, porque la tienda está llena de clientes y hay que atenderlos.

- Hola, hola, Manel.
- Quierounachuche.
- Fuera, quita.
- Quierounachuche.
- Ahora no, quita de ahí, espera a que no haya gente. Vete adentro.

Manel, obediente, quita de ahí y se va adentro. Se sienta en el escalón de madera pensado para alcanzar los estantes más altos. Muy formal, con las manos cruzadas sobre su regazo, proclama bien alto:

- Avi, aquí NO hay gente.






Aclaración 1ª: Consiguió la chuche, por supuesto.
Aclaración 2ª: La foto la sacamos cuando YA no había gente, ni dentro ni fuera.

2 comentarios:

Sergio dijo...

Mmm, me da, por lo que veo en la foto, que dentro sí había gente; aún.

Satchmo dijo...

És un tossut!