31/7/08

¡por fin!

Cuando Joana llegó a casa de sus abuelos, se encontró con que su tío le había hecho llegar desde Jerusalén el mejor regalo del mundo.

3 comentarios:

Enric dijo...

¡Yo quiero un tío así!

mòmo dijo...

Tu tienes un tío así: ¿o no recibiste una vez el perrito que todos queríamos?

Ale's mom dijo...

Qué fino. Besitos a mi joana, que ahora tiene su placa.