17/12/09

La visita de los pajes


La guinda de la fiesta de Navidad del cole la ponen siempre los pajes reales. Este año, Gasparsito fue el encargado de presentar a sus compañeros, Melchorsito y Baltarsito, y de leer la carta de SS.MM. los Reyes Magos de Oriente a los niños y niñas de los tres cursos de infantil.
Como yo aprendo de mis errores, este año rehuí las tentadoras sillas plegables de la pista y me situé en las gradas. De este modo, aunque veía las figuras pequeñitas, mi campo de visión no fue boicoteado por ningún cogote.
Donde deberían estar los niños había lobos y estrellas de cartón, mejicanitos enfundados en bolsas de plástico naranja, grandes lazos rojos y cocineros. Me fijé en los lazos. Esta mañana Joana había insistido para que le atara el pelo en una coleta. Celia, la maestra, lo había dicho en clase: Las niñas, con coleta. Las que tengan el pelo corto, como Joana y María, una coleta aquí arriba. Al final, resultó una ventaja. Entre tanto lazo rojo era fácil distinguir esos dos que salían del centro de sus cabezas.


Gasparsito iba preguntando a los niños si obedecían a sus padres, si se portaban bien,... Y todos respondían en un grito "¡Sí!". Le comenté a un amigo: Mira, sé cuáles son Joana y María; ¿ves esos dos lazos que vibran como locos con cada respuesta? En ese momento, Gasparsito estaba preguntando de nuevo:

- ¿... Y lleváis los zapatos limpios?

Volvió a oírse el mismo ¡Sí! emocionado, pero los dos lazos no se movieron.

3 comentarios:

Sergio dijo...

Mòmo y Joana en estado puro.

Mae dijo...

yo tb seré paje! (o fem?, jaja)

Ferran dijo...

¡Edificante su sinceridad!