5/2/10

Leyendas urbanas en el cole


- ¿Sabes, mamá?, el otro día Iván se quería levantar de la mesa cuando estábamos en el comedor para ir al baño, pero ¡solo! Por suerte yo le dije "no, no". Porque es muy peligroso, ¿sabes?, porque un día una niña fue sola y casi se le arrancan las piernas. Por suerte llegó la profesora y la salvó.
- Sí. Menos mal. ¿Era una amiga tuya? ¿O no conoces a esa niña?
- No, no la conozco. Esto me lo contó Andrea.

5 comentarios:

Sergio dijo...

Valentía, compañerismo, ¡claro que sí! ¡Bien por Joana por avisar! (por aquí ronda uno que te roba los zapatos)

Pecé dijo...

Es que Joana no se enteró aún que sólo las mujeres evitan ir solas al baño. Aunque también hubo un caso, lo oí más de una vez, en que un niño se duchó durante mucho tiempo y un monstruo apareció de las cañerías, y así perdió un pie.

Fernando dijo...

Hola, Momo.

Teniendo en cuenta lo que leemos en los periódicos, conviene tomarse la historia con la mayor de las seriedades y hacer las averiguaciones oportunas.

¿No?

Leandro Joras dijo...

Holá, Mònica.

Cuando vendrás al Carnaval en Rio con Joana. Mientras hace mucho frio em Pamplona, nosotros tenemos 40º de calor. Ufa!!!

Abraços

Txarlin dijo...

Me temo que puede ser cierto eso de que Andrea le contó la historia....